viernes, 19 de junio de 2015

El amante tras los sueños_Milagro Gabriel Evans




Capítulo 1
¿Puede una persona enamorarse de alguien que no existe?, era la pregunta que le carcomía el alma a Jack cada vez que llegaba el amanecer. Tal vez estar tan solo puede hacer que una persona acabe por enloquecer de a poco cada día.
De un tirón retiro las sábanas negándose a seguir con esas estupideces, a sus treinta años se sentía grandecito como para tener sueños mojados. Lástima que la humedad sobre el colchón dijera lo contrario.
 El reloj en la mesita junto a la cama indicaba que era las seis de la mañana. Lo mejor que podía hacer un domingo a esas horas era salir a correr un rato para quitarse esa sensación de haber tenido sexo. Pateando los zapatos que ya formaban una pila junto a su cama se dirigió al baño.
         Descargar la vejiga, quizás ese uno de los grandes placeres que un hombre solo puede tener justo después de despertar, bueno, al menos no sonaba tan patético como darse una paja evocando a una mujer fantasma que solo vivía en sus sueños. En sus muy calientes sueños, había que agregar.
         En la ducha el agua caliente se sentía como una caricia sobre su piel. Su metro noventa de hombre en toda su gloria anhelando sentir nuevamente piel contra piel a quién durante la noche lo había atormentado hasta despertar sus instintos más básicos. Enjabono sus hombros anchos, su vientre de lavadero hasta llegar a su pene que ya estaba duro como una piedra¡Mmm! Jimio al sentir la presión de su mano alrededor de su eje que ya destilada gotitas de presemen. El solo recordar a la chica que no existía, era suficiente para hacerlo correrse duro, mojando con su esencia las baldosas de la pared del baño.
         ¡Mía! podía escucharse a sí mismo cuando arremetía en el apretado sexo de su amante en ese mundo de sueños ¡Mía! Gruñía mientras buscaba marcar hasta el alma de la criatura que sobre sus manos y rodillas se le entregaba sin ninguna reserva.
         ¡Tuya! gritaba la mujer con cada estocada mientras se tambaleaba por en el borde del placer-dolor ¡Tuya mi señor, para tu placer! - La voz tenía una cadencia que hacía que Jack se quisiera eyacular solo al escucharla.
         Las alas de la hermosa criatura colgaban sobre sus costados, la piel blanca contrastaba con el negro de suaves plumas, el cabello largo color ceniza caía como una cascada sobre el piso.  Doblegada  era tomado de la manera más dulce y salvaje que un hombre puede poseer a otro ser.
         No puedo más, mi señor suplicaba la criatura alada mientras arañaba el suelo de la cueva oscura Deje que me  venga. Déjeme. Duele.
         Por mucho que Jack quisiera alargar el acto por la eternidad, su compañera sufría de una dulce agonía, era hora de que ambos se dieran alivioDámelo todo, entrégate a mí  con esas palabras golpeo justo el punto donde sabía que ella no podía resistir. La humedad en la abertura de la joven más el alarido dio aviso que ella había llegado de una manera delirante. Los gritos podrían escucharse hasta el mundo de los muertos. Jack por su parte no resistió más, dio un par de estocadas más antes de acompañar en su viaje al paraíso a Nerea. Su Nerea.
         Se había hecho una paja recordando a una criatura que no podía existir. ¿Qué amante de carne y hueso podría hacerlo sentir así?
Metiendo la cabeza en el chorro de agua de la ducha trato de lavar esa extraña obsesión que estaba teniendo con la joven de vivaces ojos gris plata. Haciendo espuma lavo el corto cabello negro friccionándolo con fuerza, deseaba más que nada deshacerse de  la imagen de Nerea y su nívea espalda  humedecida por la transpiración que deja el sexo.
         ¡Jack! escucho un susurro junto a su oreja. Pudo sentir un tibio aliento. Abriendo los ojos se encontró que estaba solo en el baño, como se suponía debía de ser ¡No sueñas! La voz no venía de ninguna parte.
         Sin perder tiempo Jack salió del baño, su corazón a mil, se estaba volviendo loco. Tomando una toalla se la enrollo en la cintura, jalando aire  trato de tranquilizarse. Primero los sueños recurrentes con una mujer con alas  y ahora escuchaba voces, lo peor era que no era la primera vez en que esto le ocurría.
 Buscándose a sí mismos se miro en el espejo clavado en la pared del fondo. El cabello húmedo le caía sobre la cara, sus ojos cafés estaban dilatados por el miedo. Lo peor que le podía ocurrir a un Agente Especial era tener un maldito ataque de nervios. Arrugando el ceño se decidió a no pasar su primer día libre en semanas dándole gusto a sus extrañezas.
         Decidido a enviar a la mierda todo ese asunto, se dirigió al guarda ropa para buscar  un pantalón de los del gimnasio. Lo mejor que podía hacer era correr para poner todo en orden dentro de su cabeza.
         El pequeño departamento estaba hecho un desorden, pero eso era algo de lo que se ocuparía después de hacer un poco de ejercicio. Además, si ligaba en la noche en el bar donde pensaba conseguir un culo caliente y real, no era como que pensara traerla a sus dominios. Ningún agente con dos dedos de frente traería a su casa a una persona desconocida sin ser consiente que era lo más parecido al suicidio que se podía llegar sin poner un tiro en la cabeza.
++++++++++++++
¡Nerea! La voz de su hermana la saco de sus grises pensamientos, casi tan oscuros como el mundo sin sol donde ambas vivían¿Qué te pasa? — insistió la recién llegada.
         Nerea simplemente se encogió de hombros como única respuesta, ¿que podía decirle que no fuera una mentira? Sentada sobre el acantilado, la lámpara de aceite junto  a sus caderas, observaba el Rio de la Desesperación, el muro infranqueable que evitaba que las criaturas siniestras escaparan al mundo humano.
         Kiria aterrizo a escasos metros a la espalda de su hermana, las enormes alas negras descansaron a los costados de su esbelto cuerpoTe he buscado por todas partes se quejó al verla indolencia de Nerea  no puedo creer que estuvieras aquí durante todo este tiempo.
         La joven demonio continúo en silencio, tristes suspiros salían de su pecho.
         Vamos… háblame Se exaspero la recién llegada. Eran los más jóvenes de la camada y eso se notaba por la manera en que actuaban. Diez mil años era ser un bebé entre las criaturas que eran tan viejas como el tiempo mismo Estás actuando muy rara, te estás poniendo aburrida.
Extendiendo las alas Kiria decidió que había tenido suficiente de esperar. Dando un salto surco los cielos grises del inframundo.


******************************


Espero les guste esto...
Como siempre:
Convoco a mis  cómplices, los necesito para que lean y me digan si esto es una mala idea...


9 comentarios:

  1. ME ENCANTA!!!! Una nueva visión, estaré pendiente de tus avances. Besos y Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Muy buena idea. Creo q aumentaras las personas q te siguen. Hay gente que le interesan mas de una forma q de otra, y a otro de los dos. Me parece bien que hayas separado los temas en dos blogs distintos. ...cada publico buscará.

    ResponderEliminar
  3. hola buenos días, Milagro, que alegria que compartas este rinconcito, a mi me gustan todo tipo de libros y no necesito decir mas que soy tu fan...... ahhhh, ya quisiera poder escribir tan bonito como tu, saludos y gracias por seguir compartiendo. un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  4. es Demonios Alados 01 El amante de mis sueños, solo que hetero :) te quedo muy bueno, y si es como Demonios Alados 01 va a ser buenisimo y podes abrirte a un publico más tradicional ;) pero me gustaria q completaras la serie Demonios Alados o vas a cambiarla y hacerla toda hetero?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Holaa Milagross! me encantooooo este comienzooo super originaal! me tendras aqui para leer!!!!!! gracias por compartir tus historias con nosotras!!

    ResponderEliminar
  6. Nose. ....
    Soy variada con respecto a mis gustos xD
    Para ser sincera no sabía q iba a encontrar xD asi q me saco de base xD (en el buen sentido)
    Ya q..... ¿te cuento un NO secreto?, cuando me inicie dr verdad en la HomoEróticas fue con tus libros (sonrojo xD) ya leía manga y eso... pero no era algo q me matara (expresión) y después bang ya estaba engancha al género xD
    Me gusta lo q estas probando ya q aveses (ni se si les pasa) pero mucho de lo mismo aburre aunque este buenísima la serie x muy enganchado q uno este en algo, pasa con una saga q me tiene (si fuera hombre) x los huevos xD (jajaja), yy tuve q dejarla x ahora xD.

    ResponderEliminar
  7. Aja otra versión bueno hay que ser versátil muchas gracias por compartir

    ResponderEliminar

Me gustaría saber que piensas